URANO

El Innovador que quiere Mejorar el Mundo.
En el nivel físico aspira a la seguridad, pero no lo hace aferrándose a lo viejo como Saturno, sino que busca la seguridad en el hecho de avanzar hacia lo nuevo, y en este primer nivel surge como investigador científico y tecnológico, arriesgando el énfasis excesivo en la tecnología en desmedro de lo humano dando lugar a una sociedad robótica.

En el nivel emocional, se manifiesta la cualidad revolucionaria por la cual Urano suele ser conocido. Aquí produce intranquilidad, nerviosismo y excentricidad, así como insatisfacción y excitación, de modo que con el tiempo concentra una fuerza inusitada que pretende mejorar todas las cosas de golpe, pretendiendo borrar límites y fronteras atravesándolos a rajatabla, descubriendo así nuevos territorios para resolver los problemas. Con Urano activado, no podemos parar a esperar y necesitamos avanzar, cambiar el estado de cosas y liberarnos de todo tipo de ataduras y obligaciones, así como de las uniones que se han convertido en cargas.

En el nivel mental, Urano es la inteligencia creativa. Las ideas originales lo convierten en un verdadero reformador e investigador, que soluciona los problemas que la vida plantea de un modo sistemático y apertura de mente que traspasa las fronteras del pensamiento convencional y penetrando el ámbito transpersonal. La motivación deja de ser personal y el pensador independiente querrá abarcar el Gran Todo.
Las personas uranianas, alcanzan su máxima satisfacción encontrando solución a las situaciones precarias y creando estados mejores, aspira a un mundo perfecto y a alcanzar nuevos ámbitos del conocimiento.
Resumen extraído del libro de “Los Planetas”, Bruno y Louise Huber, API-ediciones.

URANO EN PISCIS

Actualmente y desde 2003 Urano se encuentra en Piscis, de donde saldrá a mediados de 2010 para volver a Piscis retrógrado y volver a salir definitivamente en marzo de 2011 cuando empiece a avanzar por el signo de Aries. La revolución se produce en el ámbito espiritual, cada vez más observamos como las personas se acercan a distintas manifestaciones de Dios, del espíritu, de la naturaleza… así como nos vamos acercando a los últimos grados de Piscis, la visión de Cristo (asociado a la Era de Piscis) se transforma y ya no leemos los antiguos libros sagrados únicamente, sino que empezamos a interesarnos más y más por nuevas canalizaciones de la mano de modernos “mesías” que escuchan, sienten, perciben o visualizan nuevas expresiones espirituales a través de si mismos.

La fe encontrada en la seguridad de diversas iglesias establecidas, empieza a buscar la libertad que se encuentra en la naturaleza, en la danza, en la música, en el arte que finalmente son la expresión de la esencia íntima, el espíritu del Ser Superior dentro de uno mismo, Dios está en nosotros mismos, no es necesario salir afuera a buscarlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *