Reflexiones de la Luna en Aries

Ya sabemos que la Luna no puede vivir sin amor y contacto, no puede vivir sin el Sol, necesita de su luz para ser vista; y cuando está en Aries entra en contradicción… como en todos los signos cardinales ¡no espera que venga un Sol que la irradie!

Particularmente en Aries al combinar lo cardinal con el elemento fuego, esta Luna tiene tal entusiasmo y tal impulso que se precipita en los contactos que encienden su fuego, deseosa de emprender nuevas y excitantes experiencias… Una Luna Ariana tiene harta fe en sí misma, convencida de su unicidad creer poder alcanzar cualquier cosa, o a cualquier persona! Y si el resto de las personas no opinan lo mismo, simplemente no lo pueden creer e inmediatamente se ponen en campaña para convencerlos de lo contrario… Ahora claro, no caen muy bien en todas partes… porque con frecuencia, y sin pensarlo, tratan de imponerse sobre los demás sin suficientes consideraciones, de manera que más de uno queda por ahí pisoteado o arrinconado… así que sin poder comprenderlo muy bien, la Luna en Aries puede pasar por la derrota y el rechazo.

Ahora, si tú tienes tu Luna en Aries y no te reconoces completamente podría ser muy posible que la formación que te han dado en tu casa y en tu entorno educativo no ha permitido que te expreses completamente, pero también puede ser que digas algo así como… “cuando era chica (chico) era así…”, “ahora he ido cambiando…”

¡Todos podemos cambiar! Particularmente si hemos sido rechazados, algunas veces somos capaces de reaccionar reflexionando… incluso si tenemos la Luna en Aries! loca de amor

El rechazo puede volvernos más sensitivos y aprender que la pareja o la amistad también podría tener sus propios deseos y necesidades… pobre Luna Ariana, la han mandado de paseo… tan abierta y honesta que había sido! Pero si aprende la lección, aprende a comprender la frase semilla esotérica de Aries que reza: “Surjo, y desde el plano de la mente gobierno”. En otras palabras incorpora a su impulsivo regente exotérico Marte, su regente esotérico Mercurio que permite establecer relaciones con los demás, le da habilidad de la mediación inteligente antes de disparar como lo hace Marte. Así la Luna en Aries refina sus sentimientos de manera que el otro puede aceptarlos más fácilmente, y su particular forma de orientarse a una meta específica produce un efecto creativo que entusiasma a otros con Lunas más pasivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *