Eclipse Solar: 26 de febrero, 2017.

Antiguamente se decía que cuando se producía un eclipse solar un dragón se tragaba al Sol y luego lo expulsaba por la cola, y las personas que lo presenciaban tenían una gran experiencia espiritual. Por eso al Nodo Norte se lo llamaba cabeza de dragón mientras el Nodo Sur era la cola del dragón. Actualmente se sabe que un eclipse afecta el campo biomagnético de la Tierra y de todos sus habitantes. Mas abajamos explicamos con mayor detalle lo que es un eclipse.

¿Qué son los Nodos?

Lo que se ve a través de los nodos de la Luna es la relación entre la voluntad “humana” y la voluntad “divina”, este eje trata muy directamente sobre el proceso mismo de la individuación. El progreso se efectúa en el Nodo Norte a través del esfuerzo, mientras que el hábito se establece en el Nodo Sur a través del automatismo, basado en la repetición, la línea de mínima resistencia. El problema se presenta porque el Nodo Sur puede representar un don o instinto heredado del cual nos hacemos esclavos, en lugar de utilizar esta habilidad natural en función de un nuevo tipo de desarrollo. Podemos decir que el Nodo Sur es un símbolo de inadaptación a las nuevas condiciones, pertenece al pasado, y a menos que lo sometamos a un nuevo propósito y lo controlemos más bien rigurosamente, estorbará el crecimiento correcto de una nueva facultad vital representada por el Nodo Norte. Descubrimos constantemente que la vida nos obliga a desarrollar la facultad caracterizada por la posición del Nodo Norte. La vida exige esa fuerza y quiere derramarla en abundancia sobre nosotros, si nos esforzamos en esa dirección, si abrimos un canal.

Eclipse del 26 de febrero

eclipse260217_rx

Mientras la Luna y el Sol están en conjunción a 8°12’ de Piscis, el Nodo Norte está en Virgo, en oposición a esta Luna Nueva, que también está en conjunción a Mercurio y Neptuno. Simultáneamente se produce una oposición entre Júpiter y Marte/Urano en esta imagen que me da la impresión fuera los ejes de una rueda de carreta puesta en movimiento… imaginando a las tres Moiras o diosas griegas del destino hilando, midiendo y cortando la trama de los tejidos de una vida humana… mientras gira la rueda de la vida, o la rueda de la fortuna. la-ruedaA veces estamos arriba y otras veces abajo, a veces estamos ascendiendo y otras veces descendiendo según las leyes profundas y misteriosas que nos acompañan durante la vida. La pregunta es donde estamos nosotros.

Ya vimos que el Nodo Norte es un punto de avance (Virgo en este eclipse), mientras que el Nodo Sur (Piscis) muestra el pasado, los viejos hábitos de los cuales nos cuesta tanto deshacernos, de manera que aplicado a la situación actual debemos dejar atrás la tendencia soñadora de Piscis y aplicarnos a la realidad en que vivimos. Tenemos que implicarnos en alguna causa y dar lo mejor de nosotros mismos y no esperar que el trabajo lo hagan los demás. Como humanidad podríamos tender a desligarnos de las obligaciones que la materia impera, con una actitud pasiva nos aislamos y nos “volamos” -ya sea mediante diversos vicios o simplemente con la fantasía – rehuyendo responsabilidades, cargas y deberes. Al renunciar a la actitud de retraimiento, quietud y aislamiento de Piscis, podemos conseguir ser útiles al proceso cósmico ofreciendo nuestros servicios, cumpliendo con nuestras tareas con la alegría que nuestro Santo chileno, el Padre Hurtado, ponía en su trabajo: “Contento, Señor, contento”. Estamos encarnados, eso es un hecho, entonces tenemos que aprender a vivir en este mundo con todas las limitaciones que conlleva, y aún así, mantenernos ilesos en sus condicionamientos.

Mercurio en el Nodo Sur suele hacernos locuaces, queriendo que los demás escuchen lo que quieren oír, y Neptuno nos llena de ilusiones, creyendo cualquier cuento o cayendo en intrigas y malas artes… El Nodo Norte en Virgo nos vuelca a la realidad y nos pide eliminar lo que es apariencia y pompa. Debemos encontrar nuestro lugar en el mundo sin perdernos a nosotros mismos.

Para ver el efecto personal del eclipse, debemos observar las casas astrológicas en las que cae.

Eclipse Solar

Un eclipse solar es cuando la Luna pasa por delante del Sol y logra taparlo. Para que esto ocurra el Sol, la Luna y la Tierra tienen que estar alineados, sin embargo aún así va a depender del lugar en la Tierra que estemos ubicados para ver el eclipse en forma parcial o total, lo cual también depende de cuán lejos o cerca se encuentra la Luna de la Tierra. Debido a que la Luna tiene una órbita qeclipse-solarue no es circular sino elíptica, cuando en un eclipse la Luna está más cerca de la Tierra, no alcanza el tamaño del Sol, es decir no logra tapar completamente al Sol de manera que visto desde la Tierra se forma una aureola brillante alrededor de la Luna, y en este caso hablamos de eclipse anular que será el que presenciemos este domingo 26 en gran porcentaje en el sur de Chile (zona de Aysen y Coyhaique) y en forma más parcial en el resto del país.

Astrológicamente en un eclipse solar se produce una conjunción entre el Sol, la Luna y el eje nodal, una Luna Nueva que en esta ocasión (26/2-2017) se da en el signo de Piscis con el Nodo Norte en Virgo. El punto en que la Luna cruza la órbita del Sol (eclíptica) en dirección sur/norte se llama Nodo Norte (Nodo Lunar Ascendente). El punto opuesto es el Nodo Sur, y la línea que los une es el eje nodal. Un eclipse sólo puede producirse cuando la Luna se sitúa sobre la órbita del Sol (eclíptica).

Bibliografía:

  • Astrología del Nodo Lunar, Bruno y Louise Huber.
  • Astrología de la Personalidad, Dene Rudhyar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *