Category Archives: Progresion de la Edad

modulo-7x

Módulo 7: El Reloj de la Vida…

Las fases de la Vida en el Horóscopo

El método de la progresión de la edad es una técnica de la “Psicología Astrológica”, podemos decir que es una mecánica del tiempo dentro de la carta natal, un tipo de reloj vital individual. Este reloj está basado en el sistema de casas astrológicas que nos indica donde estamos en nuestra evolución en un momento dado del tiempo. Se trata de un elemento totalmente personal que habita en el carácter.lifeclock1

La progresión de la edad indica nuestros estados básicos psíquicos que a su vez, accionan fases pasivas o activas y, al igual que las olas, nos conducen hacia arriba y abajo en nuestras vidas, de manera que podemos observar una línea evolutiva, un movimiento en el tiempo.

El trabajo personal se inicia revisando nuestra propia vida, lo cual puede enfrentarnos con situaciones no resueltas del pasado y simultáneamente con una posibilidad de comprender esos momentos desde otra perspectiva. Esta es una técnica que puede sernos muy útil como “marco de trabajo” cuando atendemos una consulta o cuando queremos comprender mejor nuestro propio modo de ser o de estar en la vida.

Este módulo puede ser tomado en forma independiente del Diplomado, sin embargo tiene un Requisito: conocimientos previos de Astrología, o ser estudiante del Método Huber de Astrología

Publicaciones del tema en los siguientes enlaces:

Closeup of Prague Astronomical Clock

El Momento Actual en la Consulta

Muchas personas consultan por distintos métodos para evaluar su momento actual en la existencia, por ejemplo la Revolución Solar o los métodos de tránsitos y progresiones. Nosotros, en el Método Huber de Astrología, el momento actual del consultante lo evaluamos utilizando el Método de la Progresión de la Edad o Reloj de la Vida, basado en el ciclo vital de 72 años.Eintein

Nuestro método de astrología, es fundamentalmente un instrumento de diagnóstico en la consulta de orientación psicológica. Esta síntesis de astrología y psicología es una combinación que da una imagen completa e íntegra del ser humano. Nuestro horóscopo no determina nuestro carácter ni nuestras acciones, sino que “mide la hora” y señala corrientes de energía que precisan los contenidos psicológicos y mentales así como biológicos. La progresión de la edad es una mecánica del tiempo, que está dentro del horóscopo, un reloj vital por cuyo medio podemos reconocer donde estamos en el momento actual, lo mejor que podemos hacer, que problemas nos afectan ahora, antes y después, pero no realmente como acontecimientos sino como procesos de evolución psicológica en el transcurso cíclico de nuestra vida.

Con el Reloj de la Vida pretendemos hacer comprensible la postura o actitud básica psicológica de una fase de la vida, para que podamos aplicarla correcta y apropiadamente en nuestra vida. Un ejemplo de este trabajo en http://astro-psicologia.cl/blog/category/progresion-de-la-edad/

La consulta suele incluir el momento actual, pero también puede trabajarse con mayor profundidad en el tema y combinarse con los tránsitos actuales de planetas. Consulta aquí: http://astro-psicologia.cl/blog/2017/02/13/consulta-carta-natal/  por horarios y lugares de atención.

casa 6

La Lucha por la Existencia y el Reloj Vital Astrológico

El paso del punto de la edad entre los 30 y 35 años de edad.

La progresión de la edad es un método desarrollado por la Psicología Astrológica o Método Huber de Astrología. Se basa en que aparte de la dimensión espacial en una carta natal también existe una dimensión temporal. Las tareas o lecciones de vida tanto como los problemas y las dificultades, así como las vivencias o experiencias que se producen en el transcurso de nuestra vida no son otra cosa que la manifestación de las energías psíquicas representadas en la carta natal.ciclos de vida

En dos artículos anteriores hemos descrito la técnica, primero aquí: 1) “El Reloj Vital” http://astro-psicologia.cl/blog/2012/08/09/el-reloj-vital/ y el segundo, que también fue publicado por la revista Bienestar y Salud en este otro enlace: 2) “El Reloj Vital Astrológico”  http://astro-psicologia.cl/blog/2013/12/09/el-reloj-vital-astrologico/ . Luego en otro artículo, pusimos una descripción de las edades comprendida entre los 42 y 47 años, acá: 3) “La Crisis del Mediodía en el Reloj Vital”  http://astro-psicologia.cl/blog/2014/09/21/la-crisis-del-mediodia-en-el-reloj-vital/

Hoy nos ocuparemos específicamente del paso del punto de la edad por casa 6 entre los 30 y 35 años de edad.

La Lucha por la Existencia

Para ponernos dentro de contexto, el ser humano se hace legalmente adulto a los 18 años pero no termina de convencerse sino hasta los 24 años que es el momento cuando el punto de la edad entra a la quinta casa astrológica  donde se manifiesta la voluntad personal creativa, salimos del nido y “caminamos solos” – al menos lo intentamos – hasta encontrar nuestro sitio en la sociedad a través de una profesión o trabajo, preocupación que empieza a manifestarse en nuestra vida alrededor de los 28 años y definitivamente a los 30 empezamos a comprender lo ineludible de esa necesidad existencial.

Entre los 30 y los 35 años, comprendemos que lo importante es lo que los demás (la sociedad) quieren de nosotros, más que lo que casa 6 bnosotros queramos o incluso tengamos para ofrecer. Se trata más bien de la demanda más que de la oferta. Los demás pueden ser por ejemplo, nuestro jefe que no tiene ningún interés en que desarrollemos nuestro proyecto personal sino que cumplamos con lo que él o ella quiere de nosotros, que luego de haber sacado el mejor puntaje en nuestra capacitación o haber finalizado nuestra carrera con honores, ahora nos vemos obligados a bajar el moño y adaptarnos a las circunstancias con las que nos encontramos. Ese es el tema durante este periodo de vida, adaptarnos a lo que la vida exige de nosotros. Con frecuencia empezamos a tener obligaciones en la vida que no podemos obviar, quizás ya somos padres o vivimos en pareja o si continuamos viviendo con nuestros padres, estos  nos hacen ver que ya hace rato dejamos de ser niños y que tendremos que entregar alguna contribución al hogar si acaso deseamos vivir nuestra propia vida.

Naturalmente si hemos preparado bien el terreno podremos tener grandes logros externos alrededor de esas edades, cada vida es muy particular sin duda, así es que la pregunta es cómo nos afecta a cada uno de nosotros ese periodo de vida… y la respuesta suele estar en nuestra propia carta natal.

Ejemplos

Las siguientes son las cartas de cuatro chicas de edades diferentes, solo una de ellas está recién atravesando la casa 6, es decir tiene entre 30 y 35 años de edad. ¡Veámoslas!

YlvaLa casa 6 de Ylva, tiene su cúspide en Leo, lo cual podría indicarnos qué ella entró a sus 30 años con mucho entusiasmo, llena de optimismo y con gran impulso, quizás se le presentaron buenas expectativas de trabajo, sin embargo alrededor de los 34-35 años el punto de la edad (PE) se encuentra con Plutón, lo cual nos lleva a creer que durante ese tiempo puede haberse despertado en ella una inquietud interna que requería mirarse honestamente al espejo, Plutón despierta nuestra disposición al cambio, lo cual puede inducirnos a destruir las formas engañosas y erróneas del Yo, todo lo que no es Yo, lo que es ajeno a nuestra esencia más intrínseca. Como el encuentro con Plutón se produce en casa 6 entonces podemos creer que el tema de la metamorfosis se refiere al trabajo de Ylva, y luego cuando ella cumple 35 años se produce un cambio en su psique porque el PE entra a Virgo, es decir del fuego pasa a la tierra o dicho de otro modo, aterriza luego de un alto vuelo… sin lugar a dudas puede haberse producido algún tipo de crisis en torno al trabajo entre los 34 y 35 años de edad, que dependiendo como se haya manejado puede incluso haber repercutido en la salud de Ylva.

El caso de Sonia es diferente. A los 30 años el PE está aún en el signo de Cáncer, quizás como es cúspide de casa, ella puede Soniahaberse estado ocupando fuertemente del tema de los sentimientos y la pertenencia en esa época, pero a poco andar cuando cumple los 31 años aproximadamente le cambia la perspectiva al entrar al signo fogoso de Leo, lo cual puede haberla sacado de un tiempo más o menos pasivo y puede haberse expuesto por ejemplo a una oportunidad de trabajo más externo, o más vistoso o más brilloso! Algo más acorde a la naturaleza del león, Sonia puede haber empezado a brillar en cierta medida, y en general la vida transcurre con esa orientación durante ese tiempo, pero “se le aparece” la Luna, cuando Sonia tiene 33 años… entonces la crisis tal vez no tiene tanto que ver con el trabajo, a no ser claro, con “alguien” del trabajo, … mmm… pero simultáneamente hay una cuadratura con Marte, y ese Marte tiene un único aspecto muy débil con la Luna… Sonia entonces, puede en general, no tener una consciencia completamente clara sobre el “hombre interno de su vida”, de manera que puede resultarle difícil reconocerlo en el mundo externo, y si en esos momentos de su existencia el PE hace cuadratura con Marte mientras también la Luna está muy presente en ella, podríamos creer que Sonia podría hacerse consciente de lo que quiere en un hombre lo cual puede haber tenido como consecuencia haberse encontrado con el gran amor de su vida o con lo que ella creyó era el gran amor… lo que ocurrió después está en los años y las casas siguientes.

El caso de Paola, nos cuenta que a sus 30 años el PE estaba en Géminis, y hasta ese entonces parecía que la vida transcurría un Paolapoco inconscientemente. Los planetas en su carta están todos “arriba”, de manera que el PE no toca directamente ningún órgano o función psicológica. Naturalmente le ocurrieron cosas pero probablemente no es hasta los 32 años y algo, cuando el PE entra a Cáncer y prontito después hace conjunción a la Luna cuando ella empieza a hacerse más consciente de su propia vida. En Cáncer el tema tiene que ver con los sentimientos y la pertenencia, así que quizás ella forma familia, o se hace consciente de ello. Por ejemplo Paola puede haberse ido a vivir con su pareja, o nace un hijo que la hace comprender que ella es parte de un colectivo, la Luna en Cáncer busca o aspira a tener un nido que la contenga y en casa 6, una casa del Tú indica que atraerá a alguien quien contribuya a darle ese sentimiento de pertenencia. También puede ocurrir que ella cambie su trabajo externo o sus estudios por el “trabajo en casa” ocupándose de esa familia. Todo eso puede volver a cambiar cuando ella “salga de Cáncer” lo cual ocurrirá en marzo de 2018, es decir dentro de tres años, cuando el PE entre a Leo, como Paola tiene muchos planetas en la parte alta de su carta y además el Sol en casa 10 y Saturno en casa 9, lo más probable es que necesite probarse en el mundo público, y el tema de la pertenencia, aunque siempre esté presente por esa Luna en Cáncer, puede pasar a un lugar menos prioritario, habrá que verlo en el futuro.

Finalmente tenemos el caso de Pili. Ella tiene actualmente 33 años en plena casa 6 de manera que nos ocuparemos de un análisis Pilien mayor profundidad dada la importancia actual. Veamos. A inicios de 2010 cuando Pili tenía 28 años y medio, el PE entra en el signo de Capricornio de manera que ella puede haber empezado a sentir la necesidad de clarificar sus objetivos personales y profesionales, más aún ad portas a la casa 6 de la lucha por la existencia y dado que su motivación básica en la vida se asocia a la ley de la voluntad y el poder, y que, por circunstancias diversas le ha costado desarrollar. En esos momentos se inicia un proceso que la impulsa internamente a tomar el control de su vida, necesita arriesgarse a seguir su propio camino. A medida que ingresa en ese año 2010 entra en la órbita de influencia del PE en cuadratura con Saturno lo que la pone en contacto con profundos sentimientos de inseguridad, y como este sentimiento con frecuencia se asocia a la memoria, y aunque Pili no sea consciente de ello, es muy probable que situaciones acontecidas aproximadamente a los 10-11 años de edad pueden haber dejado marcas importantes en relación a miedos y temores actuales a la pérdida o al sufrimiento. De manera que estos recuerdos guardados en el cuerpo pueden dificultarle el desarrollo de su voluntad y autonomía aunque internamente sea hacia lo que la está impulsando este tránsito por Capricornio. Posiblemente uno o dos años antes de cumplir los 30 años Pili haya tomado algunas decisiones relacionadas con los temas del trabajo y de la autonomía que incluyen eventualmente el inicio de nuevos estudios ya que la curiosidad por nuevos conocimientos pudo haberlo despertado la oposición a Mercurio aproximadamente a los 29 años. Luego alrededor de los 32 años, el PE hace una cuadratura a la Luna que prácticamente está casi en la cúspide de la casa 9, otra casa relacionada con estudios, pero que también la obliga a hacerse consciente de que está pasando con el mundo de sus sentimientos y sus relaciones, sabemos que Pili está casada y tiene tres hijos pequeños, ¿qué preguntas se hará Pili? ¿Cómo combinar sus ambiciones personales con su tarea de madre? ¿Quién es su marido? Con ese Marte y ese Sol arriba en casa 10 difícilmente se trate de un hombre “doméstico”, ¿aspirará Pili a qué  él sea quien se desarrolle en lugar de ella? ¿Será él capaz de apoyar el desarrollo de ella? Ya cumple los 33 años y el PE empieza a estar dentro del orbe de influencia de la cuadratura a Plutón… el cambio es inminente, la crisis es natural pero si ella es consciente por dónde camina no necesita sufrir… es el momento de la reorientación. En nuestro Método Huber de Psicología Astrológica vemos el tránsito por una casa con altos y bajos energéticos, en casa 6 el bajón se produce a los 33 años, siendo su punto mínimo los 33 años 8 meses y 15 días, lo cual nos da la fecha de mediados de febrero 2015. No es una fecha para asustarse, Huber dice que se corresponde con un tiempo de reflexión y reposo que tiene como fin no precipitarse en las decisiones que se tomen, es un tiempo para la reorientación, para mirar por donde es mejor caminar en el futuro.

El tiempo que le espera a Pili es muy interesante, probablemente en estos meses por delante seguirán produciendo cambios importantes en su vida, ella es cada vez más consciente de la necesidad de ser ella misma, es lo que le pide Plutón y mientras mejor lo comprenda menos resistencia hará a los cambios que requiere realizar de manera que poco antes de cumplir los 36 años empiece una etapa muy diferente cuando el PE entre al signo de Acuario y cada vez se haga más cercano el momento de encuentro por oposición con el Nodo Norte y la entrada a un nuevo ámbito de la vida, la casa 7.

ciclos de vida

La Crisis del Mediodía en el Reloj Vital

Hace unos años (2008), un par de investigadores[1] de la Universidad de Warwick en el Reino Unido y Dartmouth College en los EE.UU., llegaron a la conclusión de que la felicidad sigue una curva en forma de U de manera que la depresión más profunda se produce alrededor de los 44 años de edad, sin que ese periodo de baja se eleve significativamente durante varios años. El trabajo se basó en el análisis de más de dos millones de datos extraídos de 70 países y aunque como en toda investigación científica posteriormente aparecieron  detractores, es muy interesante para nosotros, psico-astrólogos capacitados en el Método Huber de Psicología Astrológica, constatar que esto es lo mismo que hemos sabido desde la década de 1980.Reloj

El “Reloj de la Vida” o método de la Progresión de la Edad es una técnica desarrollada por Bruno Huber en un intento de explicar cómo avanza el foco de la conciencia a través de las experiencias de vida. El punto de la edad (PE) es la manecilla del Reloj Vital inserto en nuestra Carta Natal. Esta manecilla avanza seis años por casa astrológica, partiendo desde el Ascendente y dando la vuelta completa en 72 años y re-iniciando en caso de vivir más años.

En nuestro método, utilizamos una curva de intensidad en el sistema de casas astrológicas que nos permite distinguir entre las zonas de alta y baja energía. El punto de menor energía le llamamos “punto de reposo” (PR) o el “punto valle” según traducción literal de talpunkt del alemán. Sabemos que en toda vida se dan momentos psíquicos y mentales bajos y también momentos altos, en los que parece que todo funciona perfectamente. Las oscilaciones se desarrollan con el ciclo de seis años y pueden medirse a través de esta curva de intensidad.

Zona casas aproxEn cada cúspide de casa astrológica tenemos la actividad máxima, luego sigue un descenso gradual hacia el punto de reposo que en términos prácticos se produce aproximadamente a 2/3 del tamaño de casa después de atravesar la cúspide. Tras ese momento de mínima actividad, la curva empieza nuevamente a ascender hasta llegar a la cúspide de la casa siguiente. Sin embargo considerando que los momentos altos y bajos no se dividen en forma tan tajante sino que comprenden un periodo de tiempo, decimos que el “año de reposo” se inicia tres años después de la cúspide, tiene su mínimo a los 3 años, 8 meses y 15 días y concluye al siguiente cumpleaños.

Casa 8

Si tomamos la casa 8, la casa escorpiana de la muerte y la transformación, la cúspide la alcanzamos con el Punto de la Edad a los 42 años, de manera que a los 45 años entramos al “año de reposo” y a los 45 años y 8 meses y medio alcanzamos el punto más bajo.

Este mismo cálculo se puede realizar en toda la carta natal que se recorre en 72 años, de manera que el punto más bajo de toda la vida resulta estar a los 44 años y medio. Por lo tanto el punto más bajo de toda la vida más o menos coincide con el punto más bajo de la octava casa.

desarrolloLa casa 8 se corresponde con la fase de transformación, procesos de muerte y renacimiento, así como obligaciones respecto al otro y a la sociedad. Esta fase que va de los 42 a los 48 años, se corresponde con lo que se designa “la crisis de los cuarenta”, o en palabras del psiquiatra suizo Carl G. Jung, la “crisis del mediodía o del solsticio” y cuyo inicio Jung sitúa entre los 35 y 40 años, entonces  aparece con una fuerza inusitada la pregunta por el sentido de todo cuanto se hace y ha hecho; y la sensación de vacío se generaliza. Es el momento en que las demandas del yo profundo, del selbst, se hacen sentir, pues hasta ese momento el centro de la vida lo ha tenido el ego, dice Recuero en su investigación junguiana[2].

Con frecuencia, dice Huber[3], el punto de reposo (de la casa 8) trae consigo las crisis y las sacudidas más masivas de toda nuestra vida. En este momento del reloj vital, ciertos aspectos –que hasta entonces tenían solidez – deben morir, lo que a veces llega de forma drástica; por ejemplo: cambio profesional, de pareja, de residencia, divorcio, etc.

Normalmente, la reacción natural en esta etapa es agarrarse a lo que tenemos, a lo que hemos logrado hasta entonces en nuestra vida. Nos obstinamos contra cualquier cambio porque buscamos la seguridad de nuestro comportamiento habitual porque nos ha dado resultado hasta ahora. EL Punto de la Edad por la casa 8 nos exige adaptarnos a la realidad y simultáneamente debemos crecer espiritualmente, si nos resistimos a ello tanto nuestra adhesión a la materia como a formas anticuadas y sin vida serán purificadas mediante pérdidas de todo tipo. En cierto sentido se nos quitará aquello que intentamos retener a toda costa, nuestro viejo mundo puede derrumbarse repentinamente sólo con el fin de que nazca un nuevo mundo. Tropezaremos con las estructuras determinadas por la sociedad en que vivimos, con sus leyes, normas y convenciones así como también con las leyes de la naturaleza: ¡descubriremos que no somos inmortales!

Los procesos de muerte y renacimiento de la casa 8 finalizan en una reorganización de la vida donde el impulso a la libertad y una nueva escala de valores empiezan a emerger oliendo ya la fase que pronto se avecina. Esta fase por lo tanto, consiste no sólo en que algo finalice sino también en que algo nuevo comience, lo que es muy importante de tener en cuenta durante la crisis, porque ello nos conduce a la cúspide de la novena casa.

“El Reloj de la Vida”, es el tema del que me tocará exponer en el 1º Congreso de Astrología en Chile, esto será el 7, 8 y 9 de noviembre en la Universidad del Pacífico. Mi participación será el 8 de noviembre a las 9:15. Mas información en: www.congresoastrologia.cl



[1] Blanchflower, D. G., & Oswald, A. J. (2008). Is well-being U-shaped over the life cycle? Social Science & Medicine, 66, 1733-1749.

[2] Recuero, M. A. (2007) Los Modelos terapéuticos de Carl Jung y de Carl Rogers. Ediciones Universidad Católica de Chile.

[3] Huber, L y B (1990) traducido del alemán (1980). El Reloj de la Vida. Ediciones Indigo.

Eintein

EL RELOJ VITAL ASTROLÓGICO

Este artículo fue publicado en la revista on-line “Bienestar y Salud” con fecha 9 de diciembre 2013 en http://bienestarysalud.cl/web/el-reloj-vital-astrologico/

Nuestro horóscopo no hace nuestro carácter ni tampoco determina nuestro comportamiento sino que es una especie de “reloj” que mide y señala con precisión los flujos energéticos existentes en la constitución psicológica y espiritual de un ser humano.

La progresión de la edad, una técnica desarrollada por Bruno Huber – creador del método de la Psicología Astrológica, es una mecánica de tiempo inherente al horóscopo  – un tipo de reloj vital individual. Es una técnica que nos permite saber en qué punto del horóscopo nos encontramos en un determinado momento de nuestra vida, qué es lo mejor que podemos hacer en la situación presente, qué tipo de problemas hemos tenido hasta ese momento y qué nos espera. Pero no en cuanto a acontecimientos sino en lo referente a procesos de desarrollo psicológicos durante el transcurso cíclico de nuestra vida.

No pretendemos predecir acontecimientos –creemos que la predicción de acontecimientos puede obstaculizar el desarrollo personal del ser humano y además porque incluso puede tener repercusiones perjudiciales en el ámbito psíquico-higiénico; sino más bien, comprender las actitudes psicológicas básicas de los diferentes períodos vitales para que encajen de la mejor forma posible en la vida.Reloj

El indicador del reloj vital, o “punto de la edad” (PE) circula a través de las doce casas de nuestro horóscopo  durante la vida, es como un foco de luz que va iluminando los distintos sectores del horóscopo o ámbitos de la vida, ocasionando fases activas y pasivas como las olas del mar, subiendo y bajando. Con el PE siempre hay una línea evolutiva en el tiempo, los detalles y los puntos particulares (paso por planetas, límites de signos o aspectos a planetas en otras áreas) sólo son las partes de los sucesos evolutivos y en su conjunto corresponden al camino vital de una persona. Comprender el PE implica reconocer nuestras transformaciones a través de la línea del tiempo penetrando en nuestra conciencia y poniendo atención en los asuntos en que debiéramos ocuparnos en periodos determinados. El punto de la edad indica procesos psicológicos que tienen lugar en nuestro interior y que pueden provocar acontecimientos en el mundo exterior, es decir, en la realidad que habitamos. Los sucesos finalmente no son necesariamente relevantes, sino más bien, síntomas de un proceso que ocurre en la psique y en la mente.

Consideraciones Técnicas

El punto de la edad inicia su recorrido al momento del nacimiento de la persona en el Ascendente. Este camino demora seis años en cada casa, completando un ciclo de 72 años en todo el horóscopo, y re-iniciando su camino por la primera casa luego de esa edad. Bruno Huber en su investigación concluyó que el método sólo funciona con el sistema de casas de Koch.

Para saber dónde se encuentra el PE en el momento actual, es cuestión de preguntarse por la edad de la persona. Por ejemplo una persona de 28 años está al final de la casa V, ocupándose de los últimos asuntos de esa casa y preparándose para entrar a la casa VI. Una persona de 42 años está ingresando en la VIII y ocupándose entonces con mucha intensidad en los asuntos de esa casa. Una persona de 75 años, entró hace tres años nuevamente a la casa I y se está re-encontrando con esos asuntos de un modo consciente, si está sano, al contrario de la época cuando tenía tres añitos de edad.

Interpretaciones

Dentro de las consideraciones interpretativas, en primer lugar observamos la casa por la cual transitamos con el PE (y su signo), porque el tema psicológico de la casa afectada determinará nuestra disposición interior hacia el mundo exterior durante los seis años que pasemos por ella. El segundo elemento a considerar serán los planetas involucrados, ya sea porque en la casa en cuestión hay un planeta o porque el PE hace aspectos a planetas que están en otras casas. Finalmente el tercer elemento que consideramos son los posibles tránsitos en el cielo del momento actual.

Por ejemplo, a los 30 años entramos a “habitar” la casa seis saliendo de ese espacio a los 36 años; tiempo durante el cual estaremos fundamentalmente ocupados del dominio de la existencia y por lo tanto de nuestra posición en el mercado de trabajo. Puede ser un tiempo en que experimentamos nuestras limitaciones; el “otro” puede ponernos exigencias de rendimiento concretas. De manera que las manifestaciones externas pueden darse en términos de cambio de trabajo, cambio de profesión, ser despedidos, ser contratados, cambiar el estatus dentro del trabajo, etc. pero también podrían producirse situaciones de estrés, enfermedades diversas o crisis en relación al puesto que ocupamos o quisiéramos ocupar en el mundo externo y que se asocia al domino de la existencia. Con frecuencia en la casa seis se nos llama la atención sobre nuestras limitaciones; hemos de hacernos más humildes y cumplir con nuestras obligaciones.

Como ejemplo del paso por la casa seis, un extracto de la vida de Jimmy Carter, ex­-presidente de los Estados Unidos  (1976)[1]. El PE entró a la casa seis de Carter en octubre de 1954.Jimmy_rx

Después de la muerte de su padre (1953), Carter decidió regresar a casa. Dejó la armada naval y volvió con su esposa a Plains. Discutió con ella porque Rosalynn no deseaba volver. Carter quería utilizar la granja paterna como modo de subsistencia básico. Al comienzo sus negocios no fueron bien, el país vivió una temporada de sequía y el banco no le concedió ningún crédito (típico de la casas seis).

En 1956 a Carter se le despertó el interés por la política. El PE se encontraba a inicios de Aries, signo cardinal que transmite valor y ambiciones, y representa el inicio de un nuevo ciclo. Las energías de la personalidad se activan; así Carter pudo expresarse a sí mismo y expresar sus ideas. En aquella época Carter ocupó diferentes cargos pero ninguno tuvo importancia política. Aproximadamente en un aspecto de quincuncio a Saturno, Carter fue llamado a ocupar una plaza vacante en un comité escolar. Desde entonces se dedicó intensamente a cuestiones de formación política. Desarrolló un programa de reorganización pero su propuesta no tuvo aceptación.  El Saturno aspectado le causó muchos problemas, por ejemplo: inseguridad física y falta de realismo. Carter quería alcanzar mucho de una sola vez y hubo de aprender a adaptar sus ideas a la realidad. El mismo escribió que en aquella época aprendió muchísimo (el quincuncio es un aspecto de aprendizaje).

En noviembre de 1957, el PE formó una oposición con su Sol natal en casa XII y en cuadratura a Plutón. Esto siempre indica que las condiciones para conseguir su propia autorrealización exitosa son duras. Carter caía siempre en situaciones difíciles, por ejemplo, se sentía llamado a descubrir las irregularidades políticas, lo que le acarreó no solo enemistades sino también procesos judiciales. El mismo escribió en su autobiografía: “Yo trabajaba día y noche para recopilar material de confirmación; mis enemigos y sus amigos desarrollaban también una febril actividad. Así, se produjo la lucha en dos frentes, que fueron casi completamente independientes el uno del otro”.



[1] El Reloj de la Vida, Bruno y Louise Huber, Ediciones Índigo, 1990 Barcelona.

EL RELOJ VITAL

El Reloj Vital o la Progresión de la Edad es una muy poderosa y muy simple técnica de gran utilidad; porque se trata de un excelente indicador de cuáles son los temas de mayor relevancia en el momento actual de una persona. Este método permite hacer un seguimiento detallado de los procesos de desarrollo por lo que pasamos a lo largo de la vida.