El Zodiaco

247 views

Antiguamente, los signos zodiacales se llamaban “casas celestes” donde el Sol “habitaba” consecutivamente a lo largo de los doce meses del año. 
El zodiaco es una referencia, es el camino aparente del Sol alrededor de la Tierra. Podemos imaginarlo como una banda circular que la Tierra lleva consigo donde quiera que se mueva…  No debemos perder de vista, que la astrología se ocupa del ser humano y por lo tanto ve el universo alrededor de si mismo, tiene un punto de vista geocéntrico.
El zodiaco es una división de la eclíptica en doce partes iguales de 30° cada una, sumando en total 360°, y desde nuestra visión humana es una proyección de sentimientos y pensamientos humanos.
Claudio Ptolomeo, (90 – 170 DC) lo describió  como un “cinturón de ígnea energía creativa alrededor de la Tierra”. Según Louise Huber, el descubrimiento del zodiaco se produce probablemente como resultado del esfuerzo del ser humano por comprender la vida y de comprobar que esta depende del Sol. Podemos imaginar que en el transcurso de miles de años, el ser humano ha enviado sus sentimientos, sus preocupaciones, sus deseos y sus ideas hacia el cielo, y que esas irradiaciones son reflejadas de nuevo hacia la tierra en forma de respuesta, influencias, sucesos, impulsos de desarrollo, ciclos y épocas. De modo que estas formas mentales crean entorno a la Tierra una gran diversidad de imágenes que denominamos zodiaco. Simultáneamente las cualidades de los signos del zodiaco y las energías de los planetas que se encuentran en ellos producen el correspondiente efecto en la Tierra y en sus seres vivos. Se trata por lo tanto, de un continuo proceso de emisión y recepción, de ida y vuelta, de invocación y evocación, que se traduce en respuesta.
Así concluimos que en cada ser humano se hallan presentes, en mayor o menor medida, todas las energías del cosmos, y también que el zodiaco está tan lleno de niveles y capas culturales que hace imposible describirlo completamente. Los signos del zodiaco y los planetas producen efectos reales y demostrables en el ser humano porque vivimos básicamente en nuestra psique, es decir en el pensamiento y el sentimiento.


Dibujo de Silvia Sánchez, tutora de la Escuela Española Huber.

En psicología astrológica, los planetas son considerados como capacidades individuales o como órganos impregnados de la energía del signo en el que estaban situados en el momento del nacimiento. Por eso los signos indican la disposición, es decir lo que estaba disponible o lo que ha sido heredado.

CONSIDERACIONES ESOTÉRICAS

Esotérico significa oculto, es decir, aquello que está detrás de las apariencias externas.
Desde este punto de vista, la Tierra está rodeada de una sutil esfera de luz o campo energético que penetra en todo lo sólido y anima todas las cosas. Este campo energético recibe el nombre de cuerpo etérico del planeta y en el actúan las energías del Logos Planetario (el espíritu de la Tierra).
Mediante el silencio, la identificación y la oración podemos intentar participar activa y conscientemente en los movimientos, los tonos, los colores y las metas de la evolución del espíritu terreno.
En particular cada mes durante la luna llena, tiene lugar un proceso de transmisión de energía en el plano espiritual que produce un efecto especial en el desarrollo de la humanidad, que tiene directa relación con el signo zodiacal en el que el sol se encuentra en ese momento.
Fuente: Los Signos del Zodiaco, Reflexiones y Meditaciones. Louise Huber. API Ediciones España, S.L. 2002.

LOS DOCE SIGNOS DEL ZODIACO

De la combinación de las tres cruces y los cuatro temperamentos surgen los 12 signos:

 

Temperamentos
Cruz
Fuego
Tierra
Aire
Agua
Cardinal
Aries
Capricornio
Libra
Cáncer
Fijo
Leo
Tauro
Acuario
Escorpio
Mutable
Sagitario
Virgo
Géminis
Piscis

 

 

LAS CRUCES, ¿Por Qué?

Las tres cruces representan las fuerzas básicas de la naturaleza. Las fuerzas que nos empujan internamente. Las fuerzas primordiales forman la vida, es por qué algo está ocurriendo. Son las fuerzas a través de las cuales nacen las formas, toda la fenomenología de lo que hay en este mundo está hecho a través de las cruces.

Motivación  Cardinal – Voluntad y poder – Rojo – Da impulso. Aries, Capricornio, Libra, Cáncer

Motivación  Fija – Seguridad y economía – Azul – Crea formas. Leo, Tauro, Acuario, Escorpio

Motivación Mutable – Amor y contacto – Verde – Une. Sagitario, Virgo, Géminis, Piscis

LOS TEMPERAMENTOS – ¿Cómo hago esto?

Los cuatro signos de la misma cruz quieren lo mismo; y cada uno lo hace con un color diferente. En las cruces describimos las maneras de funcionar y las características base, mientras que los temperamentos describen el comportamiento. Los temperamentos sólo son el color que muestra la forma en que algo se presenta.

FUEGO. Extravertidos e impulsivos. Son intuitivos y entusiastas, se rigen por sus corazonadas.
TIERRA. Introvertidos e insistentes. Son realistas y se rigen por sus sensaciones.
AIRE. Extravertidos y alegres. Piensan y comunican, hablan los unos con los otros, sin entra en profundidades (comunicación “social”).
AGUA. Introvertidos y pacientes. Sienten y juzgan mediante sus emociones; se rigen por sus sentimientos de simpatía o antipatía.

247 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *