Capricornio

569 views

BAJO EL SIGNO DE CAPRICORNIO

Cruz Cardinal
Temperamento  Tierra 

Casas 4/10
Eje de la Individualización

Temática:
El individuo frente al colectivo

Regente Exotérico: Saturno
Regente Esotérico: Saturno

Pensamiento Semilla:
Perdido estoy en la luz suprema
y a esa luz le doy la espalda

El elemento Tierra en Capricornio establecen las leyes de protección de la vida y el desarrollo en el mundo de las formas. Mientras que en Tauro intenta conservar todo lo existente y en Virgo contribuye en la mantención del orden y el cultivo de la pureza en todas las cosas.
En Sagitario descubrimos nuestra capacidad de pensamiento independiente, y la posibilidad de formarnos una visión propia de lo que es el mundo. Ahora en Capricornio, tenemos la oportunidad de comprobar la validez de aquellas verdades intuidas. Añadimos la energía de la voluntad y ponemos en práctica lo que pensamos.
Espiritualmente hablando, Capricornio es un símbolo de iniciación, se encuentra en la parte más alta del zodiaco, es la cima a la que aspira el discípulo. Aquí nos liberamos de influencias y presiones ajenas, confiamos en nuestro propio poder porque ya adquirimos esa capacidad de pensamiento independiente, tenemos nuestros propios valores desarrollados ya en Sagitario, ahora los utilizamos para vivir la vida desde un punto de vista completamente particular y propio. La iniciación puede entenderse como una estabilización de conciencia, manifestada como una individualidad integrada y completa, una individualidad que se sostiene por si misma como dice Louise Huber, y agrega: La individualización y el proceso de llegar a ser uno mismo dependen del buen funcionamiento de la voluntad, puesto que esta es la que permite aglutinar los distintos elementos de la naturaleza humana en una unidad funcional, ocasionando así la integración de la personalidad, es decir, la formación de una nueva personalidad… más refinada y perfeccionada. […] pero este proceso solo puede tener éxito si el individuo ha desarrollado su propio centro y se ha dado cuenta de que él mismo es el portador de esta libre voluntad.
Básicamente en Capricornio, comprendemos la necesidad de fortalecer nuestro propio centro, descubrirlo primero, edificarlo, consolidarlo… sin embargo en este proceso podemos volvernos demasiado rígidos y ambiciosos, confundiendo fortaleza con dureza e individualidad con egoísmo.
La falta de flexibilidad puede derribarnos quebrándonos, y la aspiración a la cima puede llevarnos por caminos solitarios y desolados. Las cualidades de Capricornio están asociadas al tiempo y la planificación cuidadosa, su regente Saturno, lo estimula a ser muy estricto consigo mismo y en el cumplimiento de su deber. Puede llegar a ser inconmovible suprimiendo completamente la expresión de sus sentimientos. Todo por la ambición de lograr algún trono, trabajando paciente y tenazmente logrará lo que quiere y nada puede distraerlo. En Capricornio la tarea es comprender finalmente, después de caerse y levantarse en más de una ocasión, que una individualidad plenamente consciente no tiene necesidad del prestigio, la fama y el poder.
Cuando Capricornio madura, es una autoridad que no se ha liberado para su propio beneficio sino para el servicio de sus congéneres. Entonces toma el riesgo de conducir a otros con una autoridad natural, se asume como una individualidad sin prestar atención al poder mundanal. El despertar espiritual está asociado a Capricornio. Quien despierta, aprende a caminar en solitario porque va en una dirección opuesta a las leyes y normas del colectivo que están presentes en Cáncer, su signo opuesto. Sin embargo el ser humano se hace realmente superior cuando es capaz de integrar ambos polos, cuando el colectivo (o la familia) y el ser individualizado se funden en Uno. Se dice que Cáncer es la puerta del nacimiento físico, mientras que Capricornio es la puerta del nacimiento espiritual o iniciación. Durante este tiempo, este mes de Capricornio, esa puerta está abierta.


Sin embargo antes del despertar, las crisis pueden ser muchas y variadas. Particularmente sentirse abandonado por todo dios, alcanzar el anhelado trono pero en completa y absoluta soledad, saber a ciencia cierta lo que es “la noche oscura del alma” es quizás una de las experiencias más importantes para Capricornio. Esta es la experiencia que le permite la transformación posterior, cuando aprende a flexibilizar sus rodillas, y arrodillado, podrá entonces cruzar la puerta del despertar a una conciencia nueva, esa puerta custodiada por el Morador del Umbral, que ahora por fin lo saludará y le permitirá la entrada…

 

569 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *