Meditaciones de Luna Llena

1.078 views

SIGNIFICADO DE LA LUNA LLENA

Cada mes  (alrededor del día 20) nuestro Sol, entra en el campo de uno de los signos zodiacales y transmite su energía a la tierra. En la época de Luna Llena, el Sol inunda completamente a la Luna con sus rayos que vienen con la energía del signo del mes y por eso para Luna Llena, tenemos una mejor oportunidad del contacto directo con esa energía.
Para mayor claridad, y por las dudas, la luna llena se produce cuando la luna se encuentra a una distancia de 180° del Sol, lo que en astrología se llama un aspecto de oposición. Se le llama la luna llena de Aries por ejemplo, cuando el sol se encuentra transitando el signo de Aries, y la Luna a 180° de distancia transita el signo de Libra. Se le llama luna de Aries (y no de Libra), porque la función de la luna es de “reflejo”, y es el momento en que ella refleja completamente la luz del sol y en consecuencia, refleja completamente la energía del signo zodiacal del sol en ese instante.

MEDITACIONES DE LUNA LLENA

Los días de Luna Llena – tres antes y tres después – se los conoce como los “días de oportunidad”, especialmente en el momento exacto de la luna llena. En esos periodos de tiempo, tenemos la oportunidad de regenerarnos y hacer contacto nuevamente con la verdadera visión, la visión perdida o una nueva forma de ver la tarea o la misión asociadas a los signos zodiacales.
Podemos ver los signos zodiacales como un proceso completo de evolución de un individuo; y el signo particular del nacimiento como la tarea específica o de mayor relevancia en esta etapa de su evolución. Como el crecimiento puede verse en espiral, no sabemos si nuestros compañeros de ruta por estar en un signo más adelante o atrás que nosotros, verdaderamente están más adelante o atrás en el camino total de evolución.
Cuando levantamos la carta natal de una persona, observamos en la banda zodiacal, la posición del Sol, la Luna, y los planetas: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Además observamos el signo que se elevaba sobre el horizonte, en el momento exacto del nacimiento, y a ese signo le llamamos Ascendente (AC). Este punto, lo utilizamos para construir lo que se llama, el sistema de “casas astrológicas”. Al tener nuestra carta, podemos observar, cuál o cuáles son los signos zodiacales relevantes para nosotros, tanto a lo largo de nuestra vida como en los momentos actuales.
Con el fin de aprovechar de mejor manera las energías del signo zodiacal para la época de Luna Llena, muchos grupos diversos hacen meditaciones. Todos los meses nosotros entregamos ciertas indicaciones para que cada uno reflexione sobre el signo del mes. Por lo general se concluye la meditación recitando La Gran Invocación. Las orientaciones están asociadas al pensamiento semilla esotérico de cada signo, los que aparecen en Los Trabajos de Hércules de Alice A. Bailey.

  1. Aries. Surjo, y desde el plano de la mente gobierno.
  2. Tauro. Veo, y cuando el ojo está abierto, todo se ilumina.
  3. Géminis. Reconozco a mi otro yo, y en el menguante de ese yo, crezco y me ilumino.
  4. Cáncer. Construyo una casa iluminada y allí moro.
  5. Leo. Yo soy ese y ese soy yo.
  6. Virgo. Soy la madre, soy el niño. Soy Dios. soy materia.
  7. Libra. Elijo el camino que conduce entre las dos grandes líneas de fuerza.
  8. Escorpio. Guerrero soy y de la batalla salgo triunfador.
  9. Sagitario. Veo la meta, alcanzo la meta y entonces veo otra meta.
  10. Capricornio. Perdido estoy en la luz suprema, mas a esa luz doy la espalda.
  11. Acuario. Agua de la vida soy, derramada para los sedientos.
  12. Piscis. Dejo el hogar de mi Padre y regresando salvo.

La Gran Invocación

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
que afluya luz a las mentes de los hombres
que la Luz descienda sobre la Tierra.

Desde el punto de Amor, en el Corazón de Dios
que afluya amor a los corazones de los hombres
que Cristo descienda sobre la Tierra.

Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida
que el propósito guíe las pequeñas voluntades de los hombres
el propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres
que se realice el Plan de Amor y de Luz
y selle la puerta donde se halla el mal

Que la Luz y el Amor y el Poder, restablezcan el Plan sobre la Tierra.

La Gran Invocación es una plegaria, una técnica de alineamiento, una fórmula de meditación y una invocación mántrica por Luz y Amor que evoca una respuesta. Es también una llamada a la *esencia del “Instructor del Mundo”, conocido y esperado por distintos nombres: Cristo, Maytreya, el Bhodhitshatva, Iman Mahdi, el Mesías… Es una invitación para que sus cualidades se anclen en la Tierra y en todos los seres de forma colectiva.
La Gran Invocación es una serie de invocaciones codificadas. Es una herramienta de muchos niveles para alinear al alma individual con la presencia del Yo Soy. Sus tres niveles operan en el ámbito de la Luz, del Amor y de la Voluntad.
(Extraído de http://mind-surf.net/invocacion.htm donde podrás encontrar mayor información)

1.078 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *