Bajo el signo de Acuario

El ser humano vive entre las exigencias del mundo y las necesidades de su alma. El espíritu de Acuario está sujeto al séptimo rayo de la magia ceremonial o del orden cíclico y rítmico de la vida (según A. Bailey).

Durante el mes de Acuario podemos llegar a ser claramente conscientes de estos ritmos y encontrar nuestro propio ritmo vital. Una buena manera de hacerlo es organizándonos y planificando la vida inteligentemente, incluyendo un día de descanso y relajación semanal y un periodo de retiro y soledad anual (o semestral).

La meditación es una de las formas más importantes de cultivar este estado de consciencia y de mantenerlo en un proceso de mejora continua.La meditación correcta requiere de práctica diaria, de construcción lenta y paso a paso, por eso es necesario desarrollar un adecuado sentido del tiempo.
Debemos abandonar las prisas y precipitaciones y cultivar la paciencia y perseverancia.
Saturno y Urano, como regentes exotéricos, hacen que Acuario siempre esté en la frontera entre lo real y lo posible; frontera que al ser cruzada para penetrar en nuevas dimensiones logran despertar el regente esotérico Júpiter, y bajo su influencia, Acuario se hace capaz de ver la correcta proporción de las cosas…
(Publicado originalmente en el viejo blog 230113)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.