Cultura Astrológica

Nuestra visión de la vida afecta en la práctica, a todas las áreas de nuestro quehacer; es así como a lo largo del tiempo, la naturaleza de las preguntas que se han intentado responder con la astrología han ido cambiando para adaptarse a las nuevas condiciones culturales, al nivel educativo general y a las creencias regentes de la sociedad del momento. Actualmente muchos nos iniciamos en el tema de la astrología con el fin de comprender el sentido y el propósito de nuestra vida.

La “cultura astrológica” en un artículo publicado en la revista Bienestar y Salud, en este enlace: http://www.bienestarysalud.cl/bienestar/cultura-astrologica.html

Desde hace miles de años, cada pregunta, cada nuevo sistema de valores se fue correspondiendo con un nuevo sistema astrológico. En la actualidad, algunos de estos sistemas sólo han permanecido en la memoria histórica, otros fueron quedando obsoletos en el camino, unos cuantos han sobrevivido mediante una cierta cosmética apropiada a los nuevos tiempos y también han surgido nuevas metodologías obligadas por los cambios cualitativos de paradigmas que se han ido instalando convincentemente en nuestras vidas.

La astrología llamada el “arte de los reyes” o “la psicología más antigua del mundo” parte de la base de que entre los planetas moviéndose en el zodiaco y la vida y el destino humano en la Tierra, existe una relación que puede entenderse como una analogía o una sincronía de procesos entre esos dos mundos. Esta ciencia o arte, tiene alrededor de 5000 años de existencia, supuestamente nace dentro de la cultura sumeria, aunque una auténtica concepción de la astrología que haya podido transmitirse de forma completa, solo tiene 2000 años de antigüedad: el Tetrabiblos fue publicado por Claudio Ptolomeo, un astrónomo-astrólogo, geógrafo y matemático griego quien vivió entre el año 100 y 170 d. C.

escuelatenas

El “boom” de la astrología ocurre alrededor de los años 1400, cuando príncipes y papas tienen sus propios astrólogos. Mucho más adelante vuelve a surgir con fuerza de nuevo en Europa en los años entre 1920 y 1930, cuando aparecen variadas asociaciones astrológicas y revistas especializadas. Pero entre “boom” y “boom”, entre los siglos XVI y XVII, la astrología adquirió parte de la mala fama que aún permanece, cuando en la Edad Media la teología escolástica (iglesia) y la aún joven ciencia (ilustración) que, si bien avanzaban por caminos separados, tenían un objetivo común: erradicar la superstición y la adivinación.

Una manera de clasificar las preguntas hechas a la astrología es diferenciarlas básicamente en tres niveles: físico, emocional y mental.

1.Preguntas del Nivel físico: “¿Qué me va a ocurrir? ¿Perderé mi empleo? ¿Me casaré? ¿Encontraré al amor de mi vida? ¿Seré feliz?”

Todas esas preguntas se asocian a miedos e inseguridades. La astrología por mucho tiempo, respondió casi exclusivamente al miedo de los seres humanos, y por eso fue necesaria una astrología predictiva pero también “paternalista”, en el sentido de que la persona del astrólogo se convirtió en un ser con poderes más allá de lo natural capaz de “ver” cosas que nadie más podía ver. Esta astrología, que aún se practica, suele ser también bastante “fatalista”, mecánica o determinista, y es de esta idea de la que se sirven muchas veces las publicaciones en periódicos, revistas e internet; haciéndole con frecuencia un flaco favor a una astrología más profunda.

2.Preguntas del Nivel emocional: “Necesito ser comprendido, no me es suficiente que mis miedos sean calmados, soy un ser humano que necesita ser visto como tal, no que venga un señor o señora provisto de un manto de autoridad que me dice como es y cómo debe ser mi vida”.

Con la segunda guerra mundial se produjo un gran cambio en nuestra sociedad, los soldados que venían de la guerra debían ser tratados con diversas técnicas, que empezaron a ser creadas con ese propósito… y el tratamiento no provenía necesariamente de los psicólogos establecidos que se habían desarrollado bajo la dirección visible o invisible de Freud y la psicología analítica. Ya había aparecido Jung y también Assagioli, además de otros creadores en el mundo de la psique humana y estaban influenciando y revolucionando su entorno. Con la segunda guerra mundial surgió la llamada psicología humanista y naturalmente también la “astrología psicológica”, que en la práctica era una astrología que en sus inicios utilizaba los mismos conceptos antiguos de predicción pero que empezaba a modificar los términos de trato con las personas, y también algunos conceptos demasiado deterministas, como por ejemplo la dureza con que eran tratados ciertos temas. El astrólogo tenía que empezar a estudiar una psicología más humanista para tratar a sus clientes y sus problemas.

3.Preguntas del Nivel mental. “Necesito ser una persona independiente, necesito saber quién soy realmente y ser libre para decidir que hago o que no hago con mi vida. Me doy cuenta que soy algo más que mis problemas materiales y emocionales, y puedo decidir por mí mismo y ser responsable de mí mismo”.

La respuesta a estas inquietudes es creada por lo que empezó a llamarse psicología transpersonal, y que uno de los teóricos más importantes dentro de esta nueva revolución Ken Wilber, ha llamado Psicología Integral. La psicología transpersonal o integral, parte de la base de que el ser humano está constituido por la llamada Gran Cadena del Ser, es decir, somos: cuerpo, emociones, mente, alma y espíritu. Hemos encarnado en un cuerpo, en unas emociones y en una mente, tres partes que deben ser integradas alrededor de un centro único, comandados por un “yo” integral que hace contacto con su alma; y que el ser humano debe transformarse en ese ser libre o ese espíritu libre que originalmente es, y por tanto debe dejarse guiar por su alma, en lugar de dejarse guiar exclusivamente por las necesidades materiales, emocionales o mentales del momento.

2zodiaco

Naturalmente esta forma de ver la psicología se asocia a la evolución del ser humano y la astrología debe también modificarse si quiere ir de la mano con estos cambios sociales y culturales.  Surge entonces entre otros, la “Psicología Astrológica” de la mano de Bruno Huber que es más bien una psicología que cambia los conceptos astrológicos, modificándolos y reformulándolos para que sirvan a estos nuevos y modernos conceptos de ser humano creados por la psicología transpersonal.

Para quienes no tienen conocimientos previos de Astrología o su conocimiento es muy poco, y que deseen obtener una base no sólo de las unidades que conforman una carta natal para su interpretación, sino el contexto en el que se ha ido desarrollando y evolucionando esta antigua ciencia, el próximo 13 de agosto, entre 18:00 y 19:45 en Santiago se inicia un nuevo curso: “Taller de Cultura Astrológica”.  Este curso diseñado especialmente para principiantes incluye también una introducción al Método Huber de Psicología Astrológica.

 


[i] Ana María Quiroga es diplomada por el API (Astrologisch-Psychologisches Institut, Suiza), recibe consultas sobre la carta natal, imparte cursos presenciales en Chile y es tutora para los alumnos por correspondencia de la Escuela Huber Española. Actualmente imparte un diplomado de Psicología Astrológica en Santiago y otro en la región de Valparaíso. Móvil: 9445 7205; Mail: anaquiron@gmail.com Web: www.astro-psicologia.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.