Luna Llena en el mes de Aries 22

Rafael de Sanzio

Esta Luna Llena no solo es la primera del año astrológico que inicia con la entrada del Sol a Aries en el equinoccio, sino que esta Luna Llena indica que el domingo siguiente a ella será Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte o sobre lo corpóreo… nos muestra lo que puede llegar a ser la evolución del ser humano, y que necesitas involucrarte y tomar las riendas tu misma(o) para avanzar en tu propia evolución espiritual. Nos da el puntapié inicial y como Aries requieres de coraje y voluntad para avanzar.

En esta Luna Llena la polaridad Aries/Libra enfatizando el encuentro de igual a igual en nuestras relaciones está desafiada por Plutón, que no quiere máscaras ni disfraces, que, al contrario, no acepta nada que no sea verdadero, ¿cuán auténticas son las relaciones que mantenemos? ¿cuánta verdad hay en mis motivaciones con relación a mis congéneres? Esta Luna Llena cae en el “sábado de Gloria”, el día del silencio, el día que el Cristo baja a los infiernos, al Hades, justamente al mundo de Plutón, donde se enciende una luz inesperada: en el Reino de la Muerte surge el Sol.

Por otra parte, es muy interesante observar la cantidad de planetas en Piscis, además claro de los planetas en Tierra, pero quiero ocuparme especialmente la conjunción Júpiter Neptuno, que fue exacta solo hace unos días atrás. Júpiter es el regente clásico de Piscis y Neptuno el moderno.

16/4-22 (14:54) hora de Chile

Las conjunciones siempre indican inicios de ciclos importante y las aguas piscianas han estado bastante revueltas con todo tipo de acontecimientos a nivel local y para que decir mundial … el caos. Neptuno tiende a desbordarnos y perdemos de vista su lado más espiritual, la imagen guía de amor universal, necesitamos no perdernos en la ilusión y ordenarnos. Júpiter nos puede proveer de ese equilibrio, él sabe valorar y discriminar y conjunto a Neptuno puede abrirnos al amor compasivo y a la revisión de nuestros valores espirituales.  

Esta Luna Llena nos abre a la esperanza de una humanidad más inclusiva y de una metamorfosis a nivel emocional no solo con relación a las personas cercanas sino también con todos los seres humanos, la conjunción Júpiter – Neptuno, planta una semilla a cultivar en nuestro corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.