Meditación de Luna Llena en Escorpio

Nos complacería mucho contar contigo para la meditación de Luna Llena del mes de Escorpio. Llena el formulario https://forms.gle/eV7uVTtDppsn6Ugz9 y el link para la actividad te será enviado el mismo día 19/11 unas horas antes

Intuitivamente la imagen de la estructura de aspectos me hace pensar en largas patitas de una  araña tejiendo una red azul-roja ambivalente y de aspecto dinamico, justo en el espacio inferior inconciente (para Chile).

La opocicion entre el Sol 27°14´ de Escorpio y la Luna 27°14´ de Tauro en el eje del encuentro (para las coordenadas de Chile)  marcan claramente la separacion entre lo de arriba y lo de abajo, lo consciente de lo inconciente, el dia y la noche. Los planetas en la mitad inferior son difíciles de emplear de forma consciente Con ellos se suele actuar de manera impulsiva o instintiva, ahí también nos encontramos con el inconsciente colectivo, nuestras raíces y nuestra pertenencia emocional. Por otro lado, la mitad superior corresponde a un espacio desconocido y al cual no queremos ir.

Aquí hay que “experimentarse a partir de la propia actuación”. Hacer para lograr una experiencia. Reconocer nuestras raíces, valorarlas y emprender el camino para ser personas autónomas e independientes. La motivación de esta figura cuadrangular de luna llena es la seguridad y la protección.

Durante esta luna llena que sera a las 05:58 am. hora Chile tendremos un ecilpse parcial en donde la energia del Sol en Escorpio sera derramada sobre la tierra,  Luna en Tauro, se nos muestran emociones fijas, creencias y patrones limitantes  que debemos dejar ir para avanzar. Neptuno, el amor universal en Piscis en trigono al Sol y a Mercurio permiten que entren a la tierra energias espirituales ayudando a este proceso de muerte y renecimiento que la humanidad debe hacer.

Marte en el grado 13°23´de Escopio  y como Regente esoterico y exoterico, estimula la naturaleza inferior del ser humano y la vida se da entre las energias superiores e inferiores, una batalla entre el ser interior y las formas endurecidas del Yo.

“Guerrero soy y de la batalla salgo triunfante”

“Desde el punto de vista esotérico, el Morador del Umbral es la suma de todos los factores psíquicos y espirituales no superados y que deben ser vencidos o eliminados para que la vida interior llegue a florecer completamente. Desde lo más recóndito de la memoria y desde el pasado más profundamente arraigado emergen experiencias que son la suma total de todas las tendencias instintivas, espejismos heredados y actitudes mentales erróneas ancladas en el subconsciente. Siempre estamos expuestos a la lucha entre la persona en proceso de desarrollo de la conciencia y el Morador del Umbral, pero en Escorpio alcanza su máximo nivel. Esta lucha con el Morador del Umbral termina cuando nos concentramos en la vida interior y permitimos el desarrollo del verdadero YO”.

Por Sonia Alvarado, encargada de las meditaciones de Luna Llena. Diplomada por la Escuela Huber Chile y parte del actual equipo de la escuela: https://astro-psicologia.cl/sonia-alvarado-psico-astrologa/

Escorpio

Para mantener la conciencia en movimiento, Escorpio pasa una y otra vez por procesos de muerte y renacimiento. Debe liberarse de las dependencias materiales y aprender a vivir con incertidumbres. Escorpio crea constantemente nuevas formas y se aferra a ellas con intensidad, pero, al cabo de un tiempo, se ve forzado a destruirlas porque ya no le satisfacen e impiden su desarrollo. En Escorpio reside la eterna exigencia psicológica y espiritual de muerte y renacimiento. La ley de la muerte y el renacimiento subyace en todo lo vivo y, hayamos nacido o no bajo el signo de Escorpio, todos estamos sometidos a ella. En la naturaleza encontramos procesos de lucha y de muerte a lo largo de todo el año. Quien por endurecimiento o por temor, intente resistirse a estas leyes de la vida, atraviesa importantes crisis en Escorpio y sufre un constante miedo a perder sus posesiones.

En cambio, para la persona con conciencia espiritual, vida y muerte, y muerte y renacimiento son en realidad una misma cosa puesto que sabe que, en la vida, todo ciclo de desarrollo está sujeto a este proceso. También sabe que todo lo que llega a ser esta precedido de un proceso de muerte. Las hojas viejas deben caer del árbol para que las hojas nuevas puedan crecer. La energía de este proceso es la misma que mantiene el proceso de creación en marcha. Goethe lo describió con estas palabras:

“… y en tanto este morir y renacer no formen parte de ti, no eres más que un triste invitado en esta hermosa tierra”

Escorpio es el signo de la transformación interior o de la transmutación. Es el signo en que el hijo prodigo, tras no haber encontrado nada que lo satisficiera, toma el camino de regreso hacia el hogar del Padre. Es el signo de la conversión que se produce en nosotros cuando, en determinados momentos dramáticos de nuestras vidas, nos damos cuenta de que las cosas externas de la vida ya no nos satisfacen y de que solo nos sentimos colmados cuando estamos en sintonía con las motivaciones más profundas de nuestro ser. Una vez que hemos llegado a ser conscientes de nuestro ser interior, bien sea porque hemos tenido un momento de iluminación o porque, debido algún golpe del destino hemos experimentado la falta de sentido de las satisfacciones exclusivamente externas, entonces nos damos cuenta de que debemos adoptar una nueva actitud y aspirar a una transformación fundamental. En este proceso debemos derribar las barreras que se van formando continuamente y rasgar el velo para llegar a lo esencial.

El salto hacia el centro interior pone en marcha el proceso de muerte y renacimiento que exige la renuncia y, en ocasiones, incluso la destrucción de las cosas que nos ligan a este mundo. Este temor al salto al vacío es un miedo constante de los nacidos bajo el signo de Escorpio, pues saben que algún día deberán realizar el salto. Saben que algún día deberán dejarlo todo, que lo perderán todo (incluso a sí mismos) para pasar a esta nada y a este “morir”. Tras esta experiencia, no queda nada más que el “Yo Soy”, que no desaparece en este proceso de transmutación, sino que continúa existiendo. Después de esta transformación interna, se convierte en la única realidad que verdaderamente puede ser experimentada y, como el ave fénix, emerge purificado desde las cenizas hacia la vida. Es la victoria triunfante tras la lucha. Como se expresa en los antiguos textos, Escorpio se convierte en un “discípulo triunfante”. Renace desde el espíritu.

La transformación es un proceso difícil pero necesario. En Escorpio, esta transformación conduce al ser humano a la victoria sobre la naturaleza instintiva y al triunfo sobre los deseos y metas egoístas. Debemos llegar a ser “discípulos triunfantes “como Hércules, el dios Sol, que en este signo obtuvo la gran victoria sobre la Hidra de nueve cabezas.

Extraído de “Los signos del zodiaco, Reflexiones y Meditaciones”, Louise Huber api-ediciones.

¡Feliz Plenilunio, Amor y fuerza para la Humanidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.