Somos Escuela

La Escuela Huber Chile es refundada el 21 de diciembre de 2020 con el fin de expandir la casa de estudios creada originalmente en 2006 por Ana Quiroga como una instancia para el aprendizaje y difusión del Método Huber de Psicología Astrológica. Con esta refundación de la escuela pretendemos dar espacio a un mayor grupo de personas que contribuyan en esta hermosa tarea de difusión, investigación y aprendizaje de nuestra pasión: la Psicología Astrológica.

Ana Quiroga, fundadora y directora de nuestra escuela es diplomada por la Escuela Huber Española www.escuelahuber.org en 2001 y por el Astrologisch-Psychologisches Institut (API) de Suiza en 2005. Ambas organizaciones la han apoyado para enseñar el método y asesorar a personas con sus cartas natales.

La motivación de nuestra escuela puede resumirse con la frase de Bruno Huber:

“Libertad y Responsabilidad para Una Misma, para Uno Mismo”

El trabajo propiamente tal – ya sea de asesoramiento o de enseñanza – pretende levantar conciencia, no sólo es para personas que tengan problemas específicos sino, para cualquier mujer u hombre que se pregunte e interese por el autoconocimiento y por el despliegue de su propia individualidad.

El Método Huber considera la astrología como un instrumento de diagnóstico que permite reconocer elementos del carácter, problemas en la psique humana y conflictos en el proceso de desarrollo espiritual. En consecuencia, el conocimiento astrológico debe utilizarse sobre todo para el autoconocimiento, como herramienta de ayuda en la vida y también como medio para la solución de conflictos – y no para la predicción del futuro.

El método reúne los cocimientos ancestrales de la astrología con modernos conceptos de la psicosíntesis desarrollada por Roberto Assagioli, por eso y así como la Escuela Española, nuestra Escuela difunde una visión de una astrología del siglo XXI.

La síntesis de psicología y astrología permite la comprensión diferenciada de la personalidad y también la integración y la transformación plena del ser humano. Las fuerzas creativas y modeladoras de vida de la personalidad son liberadas y la persona empieza a reestructurar su vida de forma autónoma y asumiendo su propia responsabilidad.

El único objetivo aceptable por parte del profesor o asesor de psicología astrológica es el de aumentar la libertad de la persona asesorada.

*Nota. Ambos textos en cursiva extraídos del “Código API”.