Taller: Mi Mandala Personal

Una experiencia con tu propia esencia, “¿Qué hay en mí, que sólo a mí pertenece?”. Con ayuda de tus datos de nacimiento (fecha, lugar y hora) construimos tu mandala personal y entramos en un viaje hacia ti mismo.

La geometría del cielo en el momento del nacimiento tiene que ver con la motivación básica vital. La percepción visual del símbolo o imagen que surge al contemplar una carta astral es esa “quintaesencia” o visión de vida que traemos al nacer y que difícilmente puede ser comprendida por el intelecto, pero sí mediante el uso de la imaginación creativa.

Estas son algunas experiencias de los últimos talleres:

“UUUhhhh…  observar y descubrir mi mándala personal, ha significado mil sensaciones…  de alguna manera fue como mirarme en un espejo con una especie de pura sinceridad, fue re-conocerme sin prejuicio, abrirme a una especie de verdad que me hace taaaanto sentido… Sin duda fue un acto mágico, un despertar o más bien un inicio de develación personal y empezar a experimentar la propia autoconciencia…. No tengo más palabras que MARAVILLOSO, aún me emociono de recordar el taller… Muchas gracias por la experiencia”  (Caddis)

mandala-personal

“Lo primero que me nace mencionar, es este sentimiento posterior al taller, como estar revuelto por dentro, una sensación parecida a haberme bañado con agua muy espesa, que removió muchas partes de mi, dándome la posibilidad a identificarlas y re ordenarme. Identificando lo ajeno de lo personal. Encuentro que esto fue un trabajo intenso y removedor, debido a que trabajamos con muchas cartas diferentes, ya que, si solo se trabaja con la carta personal, indagamos solo en nosotros mismos, lo cual ya es una parte muy importante, pero cuando se transita con la imagen de otros, sucede un encuentro con lo externo, uno mismo frente al exterior, al ajeno, y de eso afloran sentimientos encontrados, que pueden trabajarse como un espejo que muestra una perspectiva diferente de uno mismo.

Hubo una carta especifica que me incomodó bastante, y más adelante muchas visiones de las compañeras me dieron a entender que un factor común era que ésta carta no quería ser vista. Así como también una compañera encontraba una visión muy diferente, con mucha inocencia, y esto sucedió con muchas cartas, y siempre que lo hacía me otorgaba una calma muy serena, esto también, me hizo indagar en mi mismo para encontrar estas virtudes. Es por esto principalmente, creo yo, que una vez finalizado este taller, me tomó varias horas un sentimiento de estar removido, reordenándome por dentro. Un trabajo energético muy sanador y que plantea otras posibilidades de trabajarse a uno mismo, sin aislarse del exterior.” (Axel)

“Te quería enviar mis impresiones del taller… Felizzzzz. Creo que todos vivimos una experiencia súper linda, de gran conexión. Dejar de lado la cabeza y conectarse desde el instinto, el corazón. Nos enseñaste cuanto nos pueden transmitir las figuras si nos abrimos. Y fue realmente impresionante. Estoy súper feliz de haber tenido la oportunidad de compartir ese taller. Gracias miles!! Abrazo gigante” (Euge)

“Creo que se generó una instancia fluida, real, con apertura entre las personas que estábamos, de una forma natural y no forzada, creo que la modalidad de taller permite eso, el estar sin los textos, en círculo, lo disfruté mucho” (Javiera)